El mundo a sus pies

RODOLFO G. ZUBIETA / Publicada el 10/02/2014 05:00:28 a.m.

Formar parte de una boy band ya no es lo mismo que hace 30 o 20 años.

Hoy el éxito es inmediato: los discos se venden más rápido, los shows se agotan con más facilidad y el público se interesa más por la vida de sus ídolos.

“Antes uno tenía que crear su propia base de fans, luchar porque se interesaran en ti”, puntualizó Donnie Wahlberg, de los ochenteros New Kids on The Block.

“Hoy, con las redes sociales, haces que te sigan de manera inmediata. Si conquistas al público con esta herramienta, aseguras tu camino al éxito”.

Este es el caso de grupos como One Direction y Big Time Rush, que han hecho que el concepto de boy band vuelva a invadir la industria musical.

“A finales de los 90, la gente estaba fastidiada de las boy band, porque te las ponían hasta en la sopa. El público se saturó con tanto baile y con todos los imitadores”, consideró Jay McGuiness, integrante de los ya separados The Wanted.

Las nuevas boy bands están conscientes de que su fama es algo pasajero.

“Cuando esto (la carrera musical) acabe, a mí me gustaría seguir estudiando y hacer otras cosas”, puntualizó Louis Tomlinson, del fenómeno One Direction.

James Maslow, de Big Time Rush, que se presenta mañana en la Arena Ciudad de México, coincide con el británico.

“Definitivamente, (en el futuro) no nos vemos en una boy band. Esto que estamos haciendo es para disfrutarse en este momento y nada más.

“No puedes estar bailando y corriendo como adolescente toda la vida”, dijo.

De acuerdo con Kendall Schmidt, también de Big Time Rush, la chispa de las boy bands se extinguió a finales de 2002, cuando *NSYNC se separó.

Grupos como 98 Degrees, Dream Street, O-Town, A1, Blue y Busted trataron de revivir el fenómeno, pero todos se separaron o sólo alcanzaron a editar dos discos.

Fue hasta que los Backstreet Boys y New Kids on The Block se fusionaron en 2010 bajo el nombre NKOTBSB, que el concepto de hombres bailando y cantando volvió a dar de qué hablar.

Lograron más de 80 conciertos en todo el mundo y 46 millones 578 mil 328 dólares recaudados.

Las cifras han demostrado que los reencuentros también suelen tener éxito: por ejemplo, el tour que Take That hizo en 2011 les dejó una ganancia de 185 millones 175 mil 360 dólares.

De acuerdo con Billboard y Rolling Stone, en Estados Unidos se han creado 96 boy band hasta ahora, mientras que del Reino Unido han salido 58.

 

http://www.am.com.mx/notareforma/13069

Advertisements